La comarca de los Monegros

 

Monegros

Los Monegros es una comarca tradicionalmente agrícola y ganadera pero que está sabiendo encontrar en en el turismo nuevas oportunidades económicas y sociales. Nos descubre así un soprendente patrimonio cultural y natural

La dura climatología y características físicas de los Monegros condicionan un paisaje y fauna singulares, únicos en Europa. Predomina el matorral. Sobre el mar de hierbas amarillas y los suelos blancos de yeso y sal, el verde prima tan solo en las alturas de la Sierra de Alcubierre y, especialmente, en las grandes extensiones de regadío que cubren no poca extensión del llano.

La Sierra de Alcubierre

Alcubierre

Se trata de una imponente muela que sobresale en la mitad de la depresión del Ebro, en su margen derecha, y que supone la mayor extensión de bosque de Los Monegros. Es, por sus umbrías y barrancos, un núcleo de biodiversidad que rompe la monotonía de la llanura. Además, es una excelente atalaya que permite avistar las llanuras monegrinas y el valle del Ebro, desde el Moncayo hasta el Aneto. Decenas de rutas perfectamente señalizadas recorren la sierra en numerosos tramos permitiéndonos disfrutar del duro pero único paisaje de los Monegros.

Las sabinas

Este árbol es una especie tan antigua como los dinosaurios, ya que proviene de la Era Mesozoica, es decir, de hace unos 195 millones de años. Es un árbol muy resistente tanto a la sequía como a las heladas por lo que ha podido adaptarse a esta tierra dura y extrema. Los Monegros es el único lugar del mundo donde crece entre los 200 y los 400 metros de altitud. Se puede seguir un itinerario para admirar en su grandeza todas las variedades de la sabina que encontramos en la comarca, algunas de ellas de gran tamaño y edad.

Lagunas en la Estepa

Lagunas en la Estepa

Los Monegros es un paisaje fósil donde el fenómeno endorreico persiste desde hace unos 50 millones de años y posee saladas, o lagunas endorreicas, de unos 100.000 años. Desde tiempos inmemoriales se extraía la sal, al principio de forma artesanal y para consumo doméstico y, a partir de los siglos XVII-XVIII, como explotación industrial. Podemos seguir una ruta para conocer las saladas y apreciar los maravillosos amaneceres que nos ofrecen.

Por otro lado, en Los Monegros encontramos la Laguna de Sariñena, segunda zona húmeda de Aragón después de Gallocanta, y entre las diez más grandes del país. Reúne las condiciones perfectas para la reproducción, invernada y paso de las aves acuáticas y cuenta con una superficie de 206 hectáreas. Las orillas de esta zona húmeda están formadas por masas de carrizos, aneas y juncos y podremos observar aves como la garza, el cormorán grande, la gaviota y el chorlitejo. Además hay numerosos cangrejos americanos y distintas especies de peces como carpas, gambusias y black bass.

Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes

Este enclave se ubica en la localidad de La Cartuja de Monegros, pedanía de Sariñena, y fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 2001. Es una de las tres únicas cartujas existentes en Aragón y alberga pinturas murales de Manuel Bayeu (1740-1809). Fue fundada por los monjes de los condes de Sástago y construida principalmente en ladrillo. Se caracteriza por su sencillez y por la pureza de sus volúmenes exteriores de claras y netas líneas. Las zonas más cuidadas y ricas son la iglesia, la sacristía , el claustro, las capillas y las fachadas, de un estilo barroco tardío. Se organizan visitas guiadas los domingos en horario de 9 a 14 horas.

Turismo de Los Monegros

Tel. 974 57 08 73

turismo@monegros.net

http://www.losmonegros.com

Las piedras de Al-Andalus

En los Monegros la cultura árabe dejó amplias muestras de su cultura. Podemos visitar, por ejemplo, el viejo poblado musulmán conocido como yacimiento de Las Cías, con sus silos y aljibes, o el Castillo de Gabarda, una fortaleza dispuesta por los musulmanes, pero que pudo ser utilizada ya en época ibérica y romana. Alberuela de Tubo está dominado todavía por los restos de un gran hisne que permitió con su gran muralla albergar una población entera durante más de 700 años.

Monasterio de Sijena

SigenaMonasterio románico de transición al gótico de los siglos XII-XIII declarado Bien de Interés Cultural en 1923. Su belleza arquitectónica se muestra a través de una sólida y artística construcción, que conserva la huella de distintas épocas históricas. Alberga los sarcófagos de algunos reyes de Aragón y está formada por 13 arcos en gradación, apoyados por otras tantas columnas en cada uno de los lados. La decoración mural ha desaparecido, pero se conserva una Epifanía en el oratorio.

Ermita y cuevas de San Caprasio

La ermita se encuentra a 834 metros de altitud, en la Sierra de Alcubierre. Es una construcción asentada en la roca con una decoración muy pobre que se reduce a una línea de entablamento de molduración sencilla y a unos pocos detalles pintados. Posee unas dependencias destinadas al refugio de caminantes y hay varias cuevas excavadas en la roca en los alrededores de la ermita. La cueva acondicionada como capilla y el refectorio pueden visitarse porque permanecen abiertas.

Casa Natal de Miguel Servet

El Villanueva de Sigena, la Casa Natal de Miguel Servet además de ser un centro interpretación para el conocimiento de la vida y obra del sabio aragonés, aspira también a ser un lugar de referencia en constante evolucion dedicado a potenciar el estudio y difusión de los valores que inspiraron la vida de este humanista universal. En la planta baja se encuentra el patio de entrada propio de las casonas aragonesas de labriegos o infanzones acomodados. Desde la planta baja se accede a la antigua bodega, hoy convertida en sala de proyecciones, donde los visitantes pueden contemplar un vídeo que resume con gran plasticidad la vida y la obra de Miguel Servet. En esta planta, encontramos varios paneles explicativos y fotografías sobre el itinerario vital y ético de la vida y obra de Miguel Servet, así como las reproducciones de una farmacia y un laboratorio.

Aventura, deporte y ocio

CabezudosEn Los Monegros se puede encontrar diversión y entretenimiento para todo el mundo. El parque de la Gabarda ofrece actividades culturales en un parque de aventura geológico y arqueológico. Es idóneo para pasar un día con niños porque dispone de tirolinas, lianas entre los árboles y muchas actividades para mantener entretenida a toda la familia. Todo lo necesario para pasar un día inolvidable.

En el aeródromo de Tardienta podemos pasear en camello, aerocarro, veloro y moto con sidecar. También se organizan paseos por el canal en barca y por el cielo con un instructor. Se preparan comidas en jaima y se puede pernoctar en ellas, así como en la zona de acampada y barbacoa.

Cómo no, cuando llegan las fiestas mayores, cada pueblo de Los Monegros se convierte en un punto único de diversión, con una variada programación de actos deportivos, culturales y festivos. Además, desde la Comarca o desde cada Ayuntamiento se organizan torneos, jornadas culturales y encuentros de asociaciones que mejoran la convivencia y facilitan el intercambio de experiencias entre las gentes.